Eran las 9:53 del 18 de julio de 1994 cuando la ciudad de Buenos Aires se paralizó. En ese momento un coche bomba se incrustó frente a la sede de la AMIA, ubicada en Pasteur 633, representando el atentado terrorista más sangriento de la historia del país. Cuando se conmemoran 25 años, se presentó ‘Cumpleaños’: el video recopiló el testimonio de 26 jóvenes que nacieron esa fecha, justo cuando año a año se conmemora la impunidad.

«Nosotros siempre tenemos un desafío cada año de buscar la manera de contar lo que sucedió. En esta oportunidad nos propusimos contar qué significan 25 años. Nos encontramos con la historia de Stefania Roitman que coincidía que nació ese mismo día. Ahí ella nos ayudó, a través de las redes sociales, convocando a otros jóvenes que nacieron ese mismo día», detalló Gabriel Scherman, director de Comunicación y Prensa de la mutual judía.

«La intención fue que nos cuenten qué hicieron ellos durante 25 años. Sobre el final del video uno de los chicos dice que le da bronca que todos los años de su vida se la robaron a una persona en el atentado. Ese es el mensaje. Este camino que encontramos ayuda a entenderlo. No le ponemos una capa de superhéroe a las víctimas ni a los sobrevivientes, intentamos mostrar que eran personas comunes y eso es lo que cuentan los chicos en el video», amplió.

En diálogo con Andrea Bisso dijo que «los que tenemos más de 35 o 35 años recordamos que hacíamos el 18 de julio a esa hora» aunque resaltó que la importancia de este tipo de acciones pone el foco en los más jóvenes: «Más de la mitad de la población argentina no tiene memoria vivencial porque no había nacido o porque eran chicos ese momento». 

Imagen relacionada

 

«Seguiremos reclamando justicia. Soñamos con un 18 de julio en donde pueda haber un homenaje íntimo, pero mientras haya impunidad tenemos la necesidad de hacer este tipo de acciones para exigir justicia. No tenemos las respuestas y son los poderes del estado los que deben brindarlas», sentenció.

Compartir

Dejar respuesta