La revista Semanario dijo adiós

572

“Nuestra querida revista acaba de llegar a los kioscos por última vez. Por eso no puedo más que agradecer a aquellos que, en estos 37 años, nos acompañaron”, con este copete de Marcela Tarrio se encontraron los lectores de Semanario que ayer hizo su última tirada. El papel, una vez más se ve acechado por el avance de las redes, internet y los medios de televisión con información al instante.

“La cosa se empezó a caer a pedazos hace casi dos años, cuando contrataban gente por un sueldo bajo o menor”, manifestó el periodista Fernando Prensa en diálogo con AM 1300 Radio La Salada. “La revista venía cambiando desde hace un año y medio el formato, el papel y los personajes tiraban más a un intermedio de Caras. De todas formas, nos acotaba mucho con ese tema porque había algunos que no se podían hacer porque apuntaban a otro lado”, relató.

Como ejemplo, puso un caso personal: “Una vez hice una tapa de Zulma Lobato (la travesti bizarra que nació en el programa de Anabella Ascar) comiendo en un comedor comunitario porque no tenía un mango y en la nueva Semanario no había cabida para ese tipo de gente”.

“Más allá de que hay un tema económico porque la gente se entera de todo por internet, una noticia que semanal queda vieja porque la gente o lo ve por televisión o por internet. Los diarios de todos los días quedan viejos”, explicó. En tanto, destacó que cómo está la situación del país, la gente prefiere gastar $50 en comer y no en un ejemplar.

Por otro lado, destacó que todos los empleados tienen la fuente laboral garantizada. “Los fotógrafos son de planta, funcionales a todas las revistas del medio y los redactores fueron reubicados en otros medios. Nadie se quedó sin trabajo. Se les dio vacaciones hasta el 12 de septiembre y a partir de ese día se suman a otros medios. Se fueron sabiendo en dónde iban a estar”, reconoció.

Compartir

Dejar respuesta