El huracán Matthew devastó Haití y Florida se prepara

740

El huracán Matthew, el más poderoso del Atlántico en casi una década, dejó atrás la isla de Cuba y continúa curso rumbo a Bahamas y después a Florida, Estados Unidos. En este estado y partes de Carolina del Norte se ha declarado el estado de emergencia.

En comunicación con AM 1300 Radio La Salada, el argentino Gustavo Bardi, quien reside en Miami, informó que allí se espera la tormenta para mañana por la mañana, pero que el ojo del huracán pasaría a unas 400 millas hacia adentro de la costa. De todos modos, más allá de las lluvias intensas que habrá, planteó las dudas sobre la real dimensión del fenómeno metereológico en la ciudad, al consignar que la «gente está como loca, no hay agua en los supermercados, te asustan mucho pero no es para tanto«, destacó. Respecto de los preparativos, y más allá de la «exageración» que considera, Bardi detalló que deben preparar las ventanas que no estén preparadas y aprovisionarse de agua y comidas enlatadas.

Esta tormenta de categoría 4 había pasado por Haití, país que todavía trata de recuperarse del terremoto de 2010 que mató a más de 200.000 personas, y una epidemia de cólera que llegó después del sismo.

Muchos de ellos viven en los barrios marginales que ofrecen poca protección contra los fuertes vientos y lluvias. Y muchos se negaron a evacuar, por temor a que sus pocas pertenencias que les quedan fuesen robadas. El pasado lunes 3 de octubre, se dio una siniestra situación curiosa: el hombre del tiempo del canal local Wink News, Matt Devitt, explicaba la trayectoria del huracán Matthew a su paso por Haití cuando en un viraje del huracán tomó la terrorífica forma de una calavera.

Matthew, ahora de categoría 3, tocó tierra en el extremo este de Cuba a última hora de la tarde del martes después de haber golpeado fuertemente Haití, donde el saldo provisional es de cinco muertos, 14.000 desplazados y severos daños materiales.

El devastador fenómeno metereológico llegó como huracán de categoría 4 a tierras cubanas. El ojo de la tormenta entró por Punta Caleta, en la provincia de Guantánamo, el martes a las 6 de la tarde y se mantuvo estacionario durante varias horas hasta que salió de la isla esta madrugada. Allí, 35.000 residentes, de un total de 82.000, fueron evacuados de las casas que estaban más próximas a la costa antes de que llegara la fuerte tormenta, según confirmaron autoridades cubanas.

Las imágenes que están llegando desde la isla muestran la devastación que el huracán causó en la localidad de Baracoa, considerada la ciudad más antigua de Cuba.

Tras golpear a Cuba, se espera que el huracán atraviese las Bahamas con una trayectoria noroccidental, pasando cerca de la costa este de Florida, en Estados Unidos.

Matthew tiene tal magnitud que ha roto varios records. Se formó el 29 de septiembre, por lo que es el huracán categoría 4 o 5 de más larga vida en la historia en el Caribe oriental. Además, puso fin a una racha de nueve años sin un huracán de categoría 5 en la cuenca del Atlántico. Además, lo hizo desde una latitud inusualmente lejos, al sur.

También se convirtió en el primer huracán categoría 4 que ha tocado tierra en Haití en 52 años. Matthew mantuvo la intensidad 4 este martes 4 de octubre sobre el oeste de la Península Tiburón de Haití. El registro anterior lo tenía el huracán Cleo (1964). Y finalmente, Matthew fue el primer huracán de categoría 4 que ha tocado tierra en Cuba desde Ike en 2008.

 

 

 

Compartir

Dejar respuesta