Continúa el conflicto en Cresta Roja pese a que se dictó la conciliación obligatoria. Actualmente los trabajadores están cortando un carril de la autopista Ezeiza-Cañuelas, y a las 15 se va a desarrollar una audiencia en el Ministerio de Trabajo, donde quieren evitar que este conflicto se profundice justo en el marco de la campaña electoral.

Los trabajadores denuncian que no se reincorporó a los 51 despedidos y dicen que hay un block out porque no los dejan ingresar. Por su parte, la empresa alega (en un comunicado que se publicó de forma anónima en el diario La Nación) que los despedidos eran personas que tenían problemas de conducta: no dejaban que las actividades se desarrollaran con normalidad ni dejaban ingresar al dueño de la compañía, y por eso decidieron desvincularlos.

En diálogo con AM1300, José Martínez -trabajador de Cresta Roja- afirmó: “Llegamos ayer y estaba cerrado con candado, no nos dejaron entrar. Estamos esperando a ver qué pasa. La empresa dijo que no traen pollos para faenar por culpa del sindicato. Por más que los 50 despedidos estén no podemos trabajar”.

Los trabajadores denuncian discriminación sindical, ya que la empresa no tiene problemas económicos como para tomar esta decisión. Según explicaron, los despedidos son delegados de hecho, que destituyeron a la comisión interna mediante un proceso asambleario reconocido por el sindicato.

Compartir

Dejar respuesta