Rogelio Frigerio, ministro de Interior, afirmó que “no hay corrida cambiaria” en un día caliente para el dólar en el que llegó a los $19,41 para la venta en las principales casas de cambio y bancos de la city porteña, trepando unos quince centavos. “Nos tenemos que acostumbrar a eso. A que el dólar suba y baje. No hay una corrida”, sentenció.

“Tenemos récord de reservas y son esas reservas las que van a impedir cualquier cimbronazo o cualquier corrida. No hay ninguna posibilidad de que esto se transforme en una corrida bancaria”, explicó el funcionario. Todo ocurre a horas de que el Banco Central decida la nueva política de tasas en base a la inflación proyectada para este año.

“No se puede ir a una velocidad en la política fiscal y a otra en la política monetaria. El que termina definiendo cuál es la velocidad común es el Presidente de la Nación. Acá en la Argentina y en todos lados del mundo”, subrayó Frigerio. La moneda estadounidense, en el mercado negro, subió hasta los $19,55.

Compartir

Dejar respuesta