Una semana después del rechazo en el Senado a la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), el Gobierno nacional decidió postergar “hasta fin de año” la presentación del proyecto de ley de reforma del Código Penal, que estaba prevista para el próximo martes.

Según publicó Clarín, el presidente Mauricio Macri decidió tomarse “tiempo” para analizar si incluye la despenalización de la mujer que decide someterse a un aborto, mientras baja el clima de tensión que generó el proyecto de legalización que terminó rechazando el Senado la semana pasada.

La presentación iba a ser el próximo martes y por ahora no se informó una nueva fecha, informó La Nación. El motivo por el que se puso un freno a la reforma fue la discrepancia sobre un artículo sobre la despenalización del aborto. Además, fuentes oficiales explicaron que el Gobierno no quería reavivar el tema del aborto tan poco tiempo después del rechazo legislativo.

Un sector del gobierno habría propuesto eliminar el artículo 88 del Código, lo que desató una disputa con la comisión redactora del Código Penal que preside el juez Mariano Borinsky en el Ministerio de Justicia.

Algunos interpretaron que la eliminación de este artículo significaría la legalización del aborto.  En la nueva redacción se baja la pena de uno a tres años para la mujer que aborte. Y le deja al juez una serie de prerrogativas para dejar la pena en suspenso y que las mujeres no vayan presas.

“El Congreso lo debatió seis meses y la comisión redactora trabajó un año para que en un día se eliminé el artículo 88. Y el Presidente se comprometió a respetar la decisión del parlamento”, dijo un diputado oficialista en ese sentido.

Compartir

Dejar respuesta