Estela de Carlotto anunció anoche durante el acto que conmemoró los cuarenta años de búsqueda de las Abuelas de Plaza de Mayo que encontraron a la nieta número 125, la hija de Lucía Rosalinda Victoria Tartaglia.

«Hoy encontramos otra nieta. Lucía nació el 6 de junio de 1953 en Santa Rosa, La Pampa. Su familia la llamaba ‘La Flaca’. Se mudó a la ciudad de La Plata donde estudiaba Derecho y militaba en la Juventud Universitaria Peronista. Durante un año fueron en vano los esfuerzos por localizar a Lucía por parte de su familia, no tuvieron ninguna noticia de ella hasta que en noviembre de 1978, un año después de su desaparición, su hermano, Aldo Tartaglia, recibió una primera carta de Lucía donde relataba que se encontraba detenida. En otra carta contó que estaba embarazada y que esperaba dar a luz a principios de 1979», detalló Carlotto ante la multitud congregada en el Centro Cultural Kirchner.

«Desde que su familia supo que estaba embarazada empezaron la búsqueda del niño o niña nacido en cautiverio. Las muestras que aportaron al Banco Nacional de Datos Genéticos permitieron la identificación 38 años después», agregó.

«Gracias a la perseverancia de nuestra búsqueda y de todo el movimiento de Derechos Humanos, hoy la nieta 125 puede conocer la verdad sobre su origen», resaltó al leer el comunicado de Abuelas.

Lucía Tartaglia fue secuestrada en La Plata en noviembre de 1977 y estuvo detenida en el Centro Clandestino Olimpo, ubicado en Capital Federal, sobre la calle Ramón Falcón al 4200. El papá de la nieta restituida sería Horacio Cid de la Paz, quien estuvo detenido en el circuito Atlético-Banco-Olimpo y recuperó su libertad en 1979.

La identidad de la nieta 125 se intenta mantener en reserva porque es un caso delicado, según se comenta, que estuvo judicializado. Al confirmarse su identidad, los datos le fueron informados primero al juzgado y ayer por la mañana a la mujer, de 38 años.

Imagen: Joaquín Salguero

Compartir

Dejar respuesta