El Banco Central de la República Argentina (BCRA) le dio permiso en las últimas horas a las entidades bancarias a ofrecer el servicio de caja de ahorro a adolescentes de entre 13 y 17 años para que puedan acceder a las mismas sin el permiso de los padres.

La cuenta sólo podrá ser en pesos y no tendrá gastos de apertura, de mantenimiento, ni por la utilización de los cajeros automáticos de la propia entidad financiera o el servicio home banking.

Además, por ser poseedor de la caja de ahorro, el adolescente también contará con una tarjeta de débito para poder hacer compras, transferencias, extracciones en cajeros automáticos o en puntos de venta o por ventanilla y otras operaciones cotidianas.

Compartir

Dejar respuesta