Marlene Gieco, la maratonista de 38 años que se descompensó en plena competencia y estuvo más de tres horas deambulando inconsciente, murió este fin de semana en el hospital Cullén de Santa Fe luego de veinte días de agonía. La mujer había sido encontrada tirada en el suelo, en posición fetal, en un sendero de aventura que estaba por fuera de la marcación de la competencia de trail de la que participó.

Por ahora, el motivo de la muerte es todo un misterio ya que después de las versiones que indicaban que sufrió un golpe de calor y que estaba deshidratada, se suma la hipótesis de una mordedura de un reptil. La duda es que si esta última posibilidad ocurrió antes o después de la carrera Mosquito Trail Eco Aventura 10K por la cual los participantes pasaron diferentes obstáculos naturales en medio de una zona rural.

La familia de la joven había denunciado que se enteraron entrada la tarde de lo ocurrido y que la organización del evento continuó con el cronograma de actividades tal como estaba dispuesto. La corredora tendría que haber cruzado la meta entre las 12:30 y las 13:00 tras recorrer los diez kilómetros que tiene el circuito de la carrera denominada ‘Mosquito Trail Eco Aventura 2018’.

“Comenzaron a llegar todos los competidores y notaron que una de las mujeres no había regresado. Venía con una serie de compañeras que Marlene normalmente las pasa por su calidad de entrenamiento. Las compañeras las fueron pasando y notaron un comportamiento poco habitual. No es una carrera a campo traviesa sino que hay que seguir un sendero”, comentó uno de los organizadores.

El círculo íntimo de la corredora apuntó directamente contra el equipo que armó la competencia debido a que no disponía de ambulancias a lo largo del recorrido ni en la llegada. “A pedido nuestro, dieron aviso a la policía. Mientras tanto (los organizadores) siguieron con las premiaciones, sacaron fotos y entregaron medallas como si no pasara nada”, apuntó la hermana de la joven, Nadia.

Compartir

Dejar respuesta