La Justicia ordenó ayer el allanamiento de la planta de Manaos y otros domicilios vinculados a la firma tras una denuncias de la Adminsitración Federal de Ingresos Públicos por una presunta evasión fiscal de 900 millones de pesos.

El Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional N° 3 de Morón, a cargo del Dr. Néstor Barral, ordenó ayer 14 allanamientos “a domicilios administrativos y la planta comercial de la reconocida comercializadora de gaseosas Manaos, como así también los domicilios relacionados con las personas vinculadas a la firma”.

“Los hechos que dieran lugar a la intervención judicial resultaron de la verificación de importantes desvíos financieros e inconsistencias impositivas que hacen presumir la comisión del delito de evasión de la empresa referente, el cual se perfeccionaría así también con la utilización de una firma paralela, sin estructura y capacidad económica y financiera, a través de la cual canalizaría ventas marginales”, informaron desde la AFIP.

El operativo se desplegó en la Ciudad de Buenos Aires y las zonas oeste y norte del conurbano bonaerense con participación de aproximadamente 110 agentes de la Dirección Regional Norte y la Dirección Regional Oeste de la AFIP y Gendarmería Nacional. El resultado de los allanamientos fue el secuestro de material que será investigado por la Justicia como libros contables, escrituras, documentación relacionada a la evasión impositiva y soportes informáticos.

Compartir

Dejar respuesta