Emmanuel Álvarez Agis, ex viceministro de Economía, afirmó que “una corrida es más una certeza que un riesgo, cuando asome marzo o abril la situación se va a intensificar” y manifestó la preocupación debido a que el Banco Central está imposibilitado a intervenir en el mercado con el acuerdo con el Fondo Monetario.

“No lo firmamos para bajar la inflación o la pobreza sino para no entrar en default, el resto de las variables queda a la deriva. Si el dólar hubiera acompañado la inflación debería estar en 44 pesos”, explicó en diálogo con Ámbito Financiero.

“El problema central es que el Gobierno tiene poco grado de libertad en la economía, para frenar el dólar pusieron una tasa de interés altísima y alimentaron fondos muy especulativos del exterior”, opinó.

En tanto, dijo que “repetimos en menor medida las acciones que nos llevaron a la crisis del 2018, ahora no hay tormenta externa, es más bien un veranito financiero y si uno tropieza podemos terminar en una situación como la que vivimos durante esos días”.

Compartir

Dejar respuesta