La comunidad científica está desconcertada por la aparición de un gigante agujero en la Antártida, cerca de la costa del mar de Weddell, que llega a superar incluso el tamaño de la superficie de países como Panamá.

El gigantesco y misterioso hallazgo “es bastante notable”, comentó Kent Moore, físico atmosférico de la Universidad de Toronto, y uno de los investigadores del fenómeno, al portal Vice. “Parece que alguien acaba de hacer un agujero en el hielo (…) que se ubica a cientos kilómetros de la orilla. Si no tuviéramos un satélite, no sabríamos que está allí”, dijo.

Las áreas de aguas abiertas rodeadas de hielo marino son conocidas como ‘polinias’ y se forman en regiones costeras de la Antártida. Sin embargo, lo más extraño es que esta polinia está “en lo profundo del casquete polar”, y debe haberse formado a través de procesos para los que aún los expertos no tienen una explicación.

Lo que ha ocurrido, si bien no es un fenómeno del todo novedoso, es preocupante: la superficie derretida se trata de un enorme área en mitad de un desierto congelado. Normalmente, un agujero de este tipo debería aparecer en las zonas más cálidas de la Antártida costera, donde es mas probable el deshielo pero en esta ocasión lo ha hecho en el corazón de la Antártida.

Los científicos, según recoge el diario DailyMail, intentan ahora averiguar cómo se ha podido formar un agujero tan enorme que más bien parece una perforación directa en el hielo.

Compartir

Dejar respuesta