La invicta Anyelén Loreley Espinosa tiene apenas 22 años, pero ya acumula méritos para situarse entre las esperanzas del “boxeo joven” argentino. En diálogo con La Sal del Boxeo por AM 1300 Radio La Salada, la oriunda de Margarita, Santa Fe, hizo un breve repaso de su carrera, de su historial defendiendo los colores argentinos, y de cómo es entrenar día a día con su padre, César Espinosa.

Anyelén, ahijada boxística del ‘Chino’ Maidana, que es primo de su papá, fue medalla de oro en el sudamericano juvenil del 2013 en Lima, Perú, y medalla de plata en el continental juvenil de Quito en 48 kilos. Como amateur, realizó nada menos que 104 peleas, que se suman a las 7 ganadas por decisión unánime que acarrea como profesional.

Si bien su último combate fue a principios de junio ante Micaela de los Ángeles Romero en Embalse, hace poco tuvo una propuesta por el título argentino mosca, pero prefirió no pelear porque le avisaron 15 días antes de la fecha estipulada. “Hay que tener una preparación buena, el planteo de la pelea”, explicó con timidez y simpatía en la charla con Daniel Santibáñez.

“Para prepararse para un cinturón, con un mes y medio no tengo ningún problema, porque entrenada estoy todos los días, aunque es otro entrenamiento porque sería a diez rounds”, explicó la residente en Campana.

La ‘Peke’ tuvo una “buena propuesta” de hacer la carrera en México, pero como justo llegaba su edad para convertirse en profesional decidió afrontarla en Argentina. “Voy a seguir trabajando como venimos hasta ahora con mi viejo, y cuando llegue la hora se verá si peleo acá o afuera. Mi objetivo es ser campeona del mundo”, sostuvo.

Respecto a su relación con Maidana, reveló que “cada tanto nos juntamos; y me da consejos y me habla”. “Enterada” de los rumores que dan cuenta de la supuesta intención del Chino de convertirse en promotor de boxeo, expresó esperanzada.

Compartir

1 Comentario

  1. Me estafaron , les di para mucho dinero para construir mí casa y desaparecieron de Córdoba, somos muchas familias damnificadas, ya se expedirá la justicia al respecto. No se juega con la ilusión de las personas.

Dejar respuesta