Con la decisión de Ernesto Kreplak, juez federal de La Plata, de devolver parte de la investigación por los aportantes truchos de Cambiemos al juezgado federal que comanda Sebastián Casanello se da un giro inesperado que complica al oficialismo por los desmanejos en la campaña de 2015.

“El control de esos procesos electorales, en el marco del cual se incluye el procedimiento de control de financiamiento las campañas, está asignado a la Justicia Federal con competencia electoral de Capital Federal”, determinó el magistrado que se basó en la jurisdicción para hacer el traspaso.

Ahora, será el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N° 7 el que deberá realizar las actuaciones correspondientes para determinar si la coalición que actualmente gobierna al país utilizó datos de civiles para hacerlos figurar como aportantes de la campaña electoral.

Compartir

Dejar respuesta