El ministro de Defensa Oscar Aguad confirmó ayer ante la comisión bicameral del Congreso que investiga la desaparición del submarino ARA San Juan y los familiares de los 44 tripulantes que el Gobierno contratará a una empresa para continuar con la búsqueda del navío. Pese a que la oferta no está definida, la balanza se inclina en favor de la empresa de investigación subacuática Sistemas Electrónicos Acuáticos (SEA), dirigida por el venezolano Hugo Marino.

Estamos en el proceso de contratación. Hemos hablado más de cinco veces con el señor Marino, que es quien ha ofrecido este aparato“, señaló Aguad en referencia al AUV, el vehículo subacuático autónomo que se puede sumergir hasta 4500 metros y permitiría encontrar los restos del submarino.

Hugo Marino dialogó con Pasión de Multitudes -por AM1300- y aseguró que es cierto que en los últimos diez días, hasta el viernes, estuvo en conversación con la Secretaría del Ministerio de Defensa. Además, dijo que previamente había presentado su oferta en diciembre, mientras que en enero rechazó la propuesta del Gobierno de buscar al navío a cambio de la recompensa de 5 millones de dólares.

¿Qué es lo que el Gobierno está negociando con Marino? “A solicitud de la Armada, vamos a hacer una cobertura de 1600 millas náuticas cuadradas, en un plazo máximo de 100 días, para la búsqueda y certificación del submarino ARA San Juan”. El pago, de concretarse la negociación, será de 3.8 millones de dólares, para lo que la empresa requirió un 10 por ciento inicial y el resto “cuando se concluyan las 1600 millas náuticas o se encuentre el submarino”.

Además, Marino explicó que llegarán a la Argentina con el AUV alrededor de 4 o 5 semanas después de que se concrete la negociación debido a que el equipo actualmente está en Noruega.

Respecto a las posibilidad de hallar restos del ARA San Juan, Marino resaltó que “es 100 por ciento seguro porque 1600 millas náuticas cuadradas es mucho espacio, y más si las recorro centímetro por centímetro”. El venezolano fue tajante en que no cabe la posibilidad de no encontrar ni un solo rastro del buque: “Quiero ser enfático, en el peor de los casos que la hipótesis de la implosión sea correcta, hay partes del buque que no son afectadas por la misma. No explota o implota la vela, o la hélice, piezas muy grandes del submarino no fueron afectadas por el supuesto evento de la implosión, y esas piezas deben estar”.

En ese sentido, mencionó que es fundamental que la información que le brinden “sea fiable y confiable”. “Fuimos invitados a participar de la mesa de discusión del avión de Malaysia Airlines y nos retiramos porque entendimos que la información no era fiable. Nosotros tenemos una reputación que mantener. Lo que no se quiere encontrar no se puede encontrar. Yo estoy seguro, por lo que me manifestaron, que existe toda la disposición para encontrarlo. Lo hicieron con las mejores armadas del mundo, la única diferencia es que no colocaron un AUV en el agua. Yo no soy más o menos inteligente que los demás, pero este equipo es fundamental”.

Sistemas Electrónicos Acuáticos es una empresa privada establecida en Estados Unidos, con diez años de experiencia atendiendo siniestros. “Nos dedicamos a investigaciones de tuberías subacuáticas, roturas de cables de fibra óptica a profundidades importantes, y luego adaptamos esa tecnología para estas búsquedas de siniestros”. “Es falso que nos dedicamos a la búsqueda de tesoros”, agregó el CEO de la compañía.

Compartir

Dejar respuesta