Qué sucederá si Argentina vuelve a la convertibilidad: la opinión de Gerardo...

Qué sucederá si Argentina vuelve a la convertibilidad: la opinión de Gerardo de Santis

333

El director del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca, Larry Kudlow, aseguró que “el Tesoro de Estados Unidos está profundamente involucrado” en una posible dolarización de la economía argentina. De esta manera, dejó entrever que las conversaciones que mantiene el gobierno argentino con el Fondo Monetario Internacional dejan abierta la posibilidad de una posible nueva convertibilidad que cada vez estaría más cerca.

Kudlow es periodista, analista y uno de los principales asesores en materia económica del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y aseguró que la única manera de solucionar el problema de la Argentina es “atar el peso al dólar”, impulsando de este modo un régimen de convertibilidad como el que existió hasta el año 2001, o bien directamente la dolarización.

Gerardo de Santis

El economista Gerardo de Santis analizó la posibilidad en diálogo con De ida y vuelta, por AM 1300 Radio La Salada. Al respecto, opinó que “hoy, para aplicar la convertibilidad, el valor del dólar es de 40, pero para que sean convertibles todos los pesos que hay en la economía, tendrían que valer aproximadamente 85 pesos. Caería el salario o los ingresos reales de la población de manera fenomenal”.

En ese sentido, si bien consideró que “los argentinos somos los mejor preparados para entender qué significa o la convertibilidad o un caso perfeccionado como es la dolarización”, De Santis explicó que “por más que uno monetariamente muestre una equiparación, la evolución de dos economías que en su plano real son absolutamente distintas, a la economía que tiene problemas en su parte real le va a volver a pasar lo mismo. El problema es que en Argentina quedó trunca el desarrollo industrial, y a partir de los ’70 para acá, atrasó”.

El punto clave de las recurrentes crisis que sufre Argentina es que “escasean los dólares; no se generan todos los que son necesarios para hacer frente”, dijo. La convertibilidad, en efecto, “significaba que el Banco Central tenía que tener reservas equivalentes a los pesos que había en circulación, y esos pesos eran convertibles por esos dólares en reserva”, explicó.

“Pero hay que ver si la convertibilidad o la dolarización solucionaría el problema de fondo. Argentina tiene una pauta de consumo moderna. Tuvo un proceso de inclusión social que convirtió al grueso de la población en asalariados, pero el aparato productivo no fabrica todo lo que lo que la gente quiere comprar, por ende se debe recurrir a la importación. Y eso genera un endeudamiento que termina agrandando el problema de escasez de divisas”, sostuvo.

“Argentina recurrió a lo largo de su historia a una forma de solucionar el problema que lo agrava. ¿Cuál es la forma de solucionar el problema? Transformar el aparato productivo industrial, capaz de generar bienes que la demanda que tiene el país necesita o quiere comprar, o sea producir bienes industriales que se puedan exportar, o que abastezcan al mercado interno para que la gente no tenga que salir a comprarlos al exterior. Ésa es la solución de fondo”, agregó.

“Si desaparecen los pesos, no habría posibilidad de una devaluación porque no habría dos monedas. Para que el aparato productivo evolucione y crezca, incluido la industria, tendría que lograr un aumento de productividad al mismo ritmo que la economía norteamericana, lo cual es imposible que ocurra”, detalló.

Por su parte, Kudlow consideró que la convertibilidad “funcionó en los 90: derribó la inflación y mantuvo la prosperidad”, sin tener en cuenta las consecuencias posteriores como el estallido del 2001, cuando cayó el gobierno de la primera Alianza.

“La gente del Departamento del Tesoro está en eso”, expresó el asesor de Trump, confirmando que esa es la intención del Departamento del Tesoro, con quienes Nicolás Dujovne y su equipo económico se reunieron la semana pasada en Washington.

Fuente: iProfesional

Compartir

Dejar respuesta