Por primera vez en 20 años, la Argentina importará soja desde los Estados Unidos. Después de una temporada azotada por la sequía, entre octubre y noviembre llegarían a los puertos argentinos del Gran Rosario unas 120.000 toneladas del país de Donald Trump, según informó el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés).

“Hoy hay problemas con la producción argentina por la sequía y en ese marco es lógico que las grandes plantas de molienda, que tienen que seguir su ciclo continuo, tomen recaudos para mantener el flujo de la producción a lo largo del año”, explicaron fuentes del sector.

Estas ventas privadas registradas por el USDA corren para el año comercial 2018/19, que comienza el 1 de septiembre. Se trata de la mayor operación de ese tipo desde 1997. Cabe resaltar que los exportadores de granos estadounidenses solo tienen la obligación de reportar sus operaciones cuando éstas igualan o superan las 100.000 toneladas.

Además, el USDA acortó su pronóstico para la cosecha argentina de soja del período 2017/18 de 47 a 40 millones de toneladas, su menor volumen en casi una década.

El presidente del Senasa, Ricardo Negri, afirmó a La Nación que la noticia no lo sorprendió, y que si bien hoy un barco con soja estadounidense no podría desembarcar en la Argentina, “prevemos que antes del plazo de entrada de la mercadería hayamos actualizado los protocolos sanitarios entre ambos países tras 20 años sin intercambio, y resuelto la asincronía existente entre los eventos transgénicos autorizados en Estados Unidos y los habilitados en el país”.

Compartir

Dejar respuesta