Pese a quedar eliminada en octavos de final del Mundial de Rusia, Argentina se convirtió por segundo Mundial seguido en la Selección que más dinero deberá desembolsar en concepto de multas de distinta índole. Junto a la de Colombia y Marruecos, la albiceleste deberá pagar 15.000 francos suizos (15.150 dólares) por recibir cinco tarjetas amarillas en un partido, con 3.000 francos suizos (3.300 dólares) por amonestaciones subsiguientes, por ejemplo.

Además, fue sancionada con 105.000 francos suizos(106.000 dólares) por una serie de desmanes de sus hinchas tras la derrota 3-0 ante Croacia, incluyendo el episodio en que varios hombres fueron captados cuando agredieron a patadas a un aficionado con una camiseta de Croacia en los pasillos del estadio.

Hasta ahora, la FIFA recaudó 482.000 francos suizos (487.000 dólares) en multas impuestas por su comité disciplinario en Rusia. Otros montos tendrán que ser pagados por las federaciones y jugadores por la conducta en la canchas.

Hace cuatro años, los argentinos fueron sancionados por no cumplir con los requisitos de prensa por no llevar a un jugador a las conferencias en el estadio previo a los partidos. Por desafiar las advertencias y reiterar la práctica en cuatro partidos seguidos, la FIFA impuso una multa de 300.000 francos suizos (303.000 dólares) a Argentina.

En esta oportunidda, la FIFA también tuvo que lidiar con la conducta efusiva de Maradona, su nuevo embajador. El capitán del seleccionado argentino campeón en 1986 volvió al seno de la organización tras años de entredichos con jerarcas previos. Así, un gesto vulgar de Diego con los dedos de la mano, luego de que Argentina anotara un gol postrero para vencer a Nigeria, fue visto en la señal oficial de la FIFA. Antes, un gesto similar del volante inglés Dele Alli en un partido de las eliminatorias le valió ser suspendido para el siguiente.

Compartir

Dejar respuesta