Mario Díaz, el dueño de la fábrica de alfajores Capitán del Espacio, sufrió en las últimas horas un violento asalto en la localidad bonaerense de Bernal en el que los ladrones lo golpearon y maniataron.

“Dan ganas de cerrar e irse, pero hay 45 familias atrás”, sentenció el empresario en contacto con los medios luego de haber sido abordado por cinco malvivientes ayer alrededor de las 18.

Los ladrones lo abordaron cuando llegaba a su casa, ubicada en Aristóbulo del Valle al 300, junto a su esposa: uno de ellos estaba armado. Los obligaron a ingresar a la propiedad, robaron dinero en efectivo y las llaves de la fábrica.

Compartir

Dejar respuesta