Un hombre de 28 años fue detenido el martes por la noche en el barrio de Remembranza, en la localidad cordobesa de Cosquín, cuando estaba por quemar viva a su novia, de 23 años, luego de haberla atado a la cama y rociado con nafta. La joven se salvó gracias a las denuncias de los vecinos, que alertaron a la Policía por los gritos que provenían de la vivienda.

Al llegar al lugar, los agentes detuvieron inmediatamente al agresor, que tenía en la man un encendedor y un bidón de nafta. Fue trasladado a la Comisaría de Cosquín y quedó a disposición de la Justicia acusado de “homicidio calificado en grado de tentativa”. La víctima fue derivada a un centro asistencial para comprobar su estado de salud.

Compartir

Dejar respuesta