El Jefe de Gabinete, Marcos Peña, confirmó este martes que el presidente Mauricio Macri “no” vetará la ley de aborto en el caso de que sea aprobada en el Senado, tal como pidió el arzobispo de La Plata, monseñor Víctor Fernández. Así lo expresó el funcionario tras la reunión que los ministros tuvieron con el jefe de Estado en la Casa Rosada. Al ser consultado sobre el pedido de la Iglesia, Peña respondió que “el presidente ha sido claro en su convicción sobre la importancia de dar un debate republicano, que implica respetar el resultado y por supuesto no vetar la ley”.

En relación a este tema, cuyo debate se reabrió hoy con 18 oradores en las audiencias informativas en el Senado, luego de obtener la mayoría de votos en Diputados el mes pasado, el periodista y abogado Carlos Campolongo opinó que “se lanzó al ruedo (de parte del Gobierno) para desviar la atención de temas complicados. Lo veo más como una maniobra de distracción que una cuestión de fondo”.

En diálogo con De ida y vuelta, por AM 1300 Radio La Salada, el analista se abstuvo de emitir puntualmente posición sobre la “la cuestión de fondo”: “Es un tema demasiado sensible, demasiado necesario considerarlo de visiones distintos. No le voy a hacer el juego al oficialismo prendiéndome en una discusión que no la veo para este momento. No hago un fetichismo del biologismo, pero tampoco una exaltación sobre hechos que según me contaron algunas mujeres con las que conversé, es un hecho que origina su trauma en la mujer”, comentó.

En ese sentido, Campolongo sostuvo que “este gobierno se caracteriza por las tácticas de las permanentes divisiones y fracciones de la sociedad. Cuestiones que no advertimos, como los aumentos, falta de intervención del Estado, poner a zorros a cuidar los gallineros, cito un caso que me toca de cerca, que son los medicamentos, que aumentan cada dos semanas. Mucha gente se está borrando o tiene conflictos con la cobertura”, ejemplificó.

Compartir

Dejar respuesta