El área técnica del Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE) comenzó en las últimas horas a trabajar para aumentar el saldo negativo de la tarjeta que permite movilizarse en los distintos transportes públicos de la Capital Federal y Gran Buenos Aires. La medida, publicada en el Boletín Oficial, establece que desde ahora el valor será de treinta pesos.

De esa forma, una persona que se quede sin dinero, tendrá la posibilidad de realizar tres viajes de tarifa mínima en colectivo por el área metropolitana, cuatro pases de subte y, dependiendo de la línea, nueve boletos de tren como máximo. El repuesto de la tarjeta pasará a valer cincuenta pesos.

A nivel nacional, casi cuatro millones de ciudadanos gozan del beneficio de la Tarifa Social Federal para movilizarse por 35 ciudades del país. En el Área Metropolitana, el sesenta por ciento de los usuarios tiene algún tipo de subsidio y el 43 por ciento viaja con descuentos debido a los beneficios que genera la combinación de medios de la Red SUBE.

Compartir

Dejar respuesta