Las compañías de telefonía móvil comenzaron a aplicar una nueva tanda de aumentos en los servicios, que comenzó entre fines de septiembre y principios de octubre. De esta manera, la mayoría de los clientes pagarán precios más altos para comunicarse, en especial aquellos de planes prepagos de navegación.

Una vez aplicados los cambios anunciados por las empresas entre julio y agosto, los paquetes de Internet por día pasarán a costar entre $9 y $10 en los tres principales operadores. Estos valores equivalen a una suba del 52% en un año, cuando esos paquetes de 50 MB aún se pagaban a entre $5,50 y $7,20.

En llamadas y mensajes, en cambio, los aumentos acumularán un 35% interanual para esos mismos planes, los más masivos, donde los usuarios no pagan un monto fijo mensual sino que van realizando recargas con tarjeta o “virtuales”. Tras los ajustes, un minuto de conversación se pagará entre $7,50 y $8,40 con los principales planes prepagos, y cada SMS tendrá un costo de entre $1,95 y 2 pesos.

Compartir

Dejar respuesta