La pretendida “revolución de los aviones” que suele promocionar el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, empieza a parecerse, más bien, a una pesadilla. Es que se conoció que los vuelos tienen baja ocupación y ya están en serios problemas financieros varias de las nuevas compañías a las que el Gobierno les otorgó rutas casi compulsivamente.

Quizás la situación más grave se da en ea ex empresa de la familia Macri. Es que Avianca, dejó de pagar los sueldos este mes, según reveló el portal El Destape. Los pilotos de APLA en Avianca retienen tareas desde ayer por el incumplimiento en el depósito de los haberes de febrero y no hay certezas. También realizaron una asamblea en su lugar de trabajo en Aeroparque con los afiliados de la aerolínea.

“Tenemos 80 pilotos para dos aviones y la situación se hace así insostenible”, había declarado el presidente de la compañía, Carlos Colunga: la información dice que la empresa busca conseguir el apoyo del Gobierno para despedir a un tercio de su planta. Avianca arribó al país en 2016 luego de comprar Mac Air Jet cambiando en mayo de ese año la razón social por Avian Líneas Aéreas SA.

(Con información de Infogremiales)

Compartir

Dejar respuesta