Fue una mañana de caos por la suspensión de 57 vuelos de Aerolíneas Argentinas que fueron cancelados por asambleas de trabajadores de la empresa en distintos aeropuertos del país, situación que, advirtió compañía, podría extenderse a más servicios si la medida gremial se continúa más tiempo del inicialmente previsto.

La protesta, que es por salarios y la protagonizan los gremios de pilotos (APLA y UALA), así como el personal de tierra agrupado en la Asociación del Personal Aeronáutico (APA), los técnicos de APTA y la Unión del Personal Superior (UPSA), afecta a “7.000 pasajeros”.

En un comunicado, la empresa informó que “por una nueva medida de fuerza sorpresiva de los gremios aeronáuticos, Aerolíneas Argentinas se vio obligada a cancelar sus operaciones en la mañana de hoy” y que, por ese motivo, “serán afectados 57 vuelos”.

“Las asambleas comenzaron a partir de las 7 de la mañana. Por esa razón, la empresa debió cancelar hasta el momento 57 vuelos, aquellos que debían realizarse antes de las 10 de la mañana. Dadas las características de la medida, la operación no podría normalizarse antes de esa hora”, precisó la compañía en el texto distribuido a la prensa.

“Aerolíneas Argentinas reitera su permanente vocación de diálogo con sus trabajadores. Sin embargo, el reclamo gremial no fue acompañado de un planteo formal a la compañía, lo que impide la posibilidad de conversar sobre las diferencias que pudieran plantearse”, agregó.

(Fuente: Télam)

Compartir

Dejar respuesta