AUDIO COMPLETO

“Este año vamos a presentar lista en Cambiemos como Unión Cívica Radical. Tenemos que juntar 400 firmas y vamos a presentar una lista en el municipio de Lomas de Zamora: buscaremos la forma de mejorar la situación”, anunció Jorge Castillo en AM 1300. Su preocupación por las condiciones de olvido en la que se encuentra ese sector de la zona sur del Gran Buenos Aires lo puso en alerta y decidió ponerse a la cabeza para lograr beneficios conjuntos; pero para eso le pidió su colaboración a los vecinos. “El intendente se lleva dos palos todos los meses. Que no me cobre más y limpio la zona, arreglo el hospitalito y me ocupo de la seguridad”, agregó.

“(Con ese dinero) podemos poner 146 empleados con un sueldo de 15 mil pesos. Compramos camiones y con la plata de Ocean máquinas para dejar todo Cuartel IX como un espejito. Mientras, estamos manteniendo los lujos de Las Lomitas”, puntualizó. “Antes de que este la salada decían que como somos un barrio pobre no tenemos derecho a las cosas. La gente sigue votando y te da por las pelotas. Por eso decidimos presentar lista haber si hacemos el cambio, no el Cambiemos, en la sociedad”, completó.

“Si no nos preocupamos nosotros por cuidarnos el negocio, esto no se soluciona. Acá nadie hace nada si no le metés presión, pero si vamos miles de personas al municipio el tipo (por Martín Insaurralde) te va a atender. Mientras, no tenemos forma. Ya convoque a la marcha por la inseguridad, se invitó a las tres ferias. No les importa la situación y estamos como estamos porque no acompañan. No es justo que estemos viviendo como estamos viviendo. Cuando me acompañaron logramos todo, pero ahora que estamos todos gordos no quieren sacar el culo de la silla de su casa. Yo pongo de mi bolsillo un montón de cosas entonces qué provecho saco de hacer una movilización. Si no me ayudan yo no los puedo ayudar”, comentó.

También le reclamó a la gobernadora María Eugenia Vidal que se necesita una bajada en la Rivera para no perjudicar el tránsito a la zona sur de la provincia y detalló la idea de “hablar con Cristian Ritondo y decirle ‘este es el problema'” y en caso de no obtener respuesta, ir con gente para reclamar. “Reconozco (analizando el área nacional y provincial) cómo recibieron, pero hay cosas que no se pueden hacer y las han hecho. Te da bronca porque sin necesidad estamos en la situación que estamos. Siempre que llovió, paró”, arremetió. De cara a las elecciones legislativas que se realizarán en octubre, dijo que “el radicalismo cree que la política se hace en un bar” y los llamó a trabajar en la calle y decirle a la población qué van a hacer para solucionar los determinados problemas en las áreas de salud, educación, drogas y delincuencia.

Sobre uno de los últimos casos delictivos que conmocionó a Lomas de Zamora, en donde una mujer murió en Ingeniero Budge producto de un asalto, dijo que “todo lo relacionan con La Salada como lo de las ametralladoras” y “meten a las barras bravas” en el medio. “De todo nos echan la culpa a nosotros. Está mal que no podamos salir a la calle, pero no tiene la culpa La Salada que es la zona de las piletas. Al margen, está complicada la zona. La solución es hacer gestión porque con toda la plata que le pagamos al municipio no nos pueden dejar la entrada y salida de la manera en la que están. Es problema de Lomas de Zamora”, criticó.

LA SITUACIÓN COMERCIAL DE LAS FERIAS

“Punta Mogote bajaba y Mendoza crecía. Encima está cerrado el paso a Chile y como no pueden cruzar nos compran a nosotros. Está creciendo la cantidad de feriantes día a día; tenemos un veranito, esperemos que lleguemos a la primavera”, comparó. Uno de los factores fundamentales es el estado vial y se mostró preocupado por lo que ocurre en La Picasa, teniendo en cuenta que perjudica directamente la conexión entre Mendoza y Buenos Aires.

“Se llama desidia e incompetencia porque es una boludez solucionarlo. Yo creo que es algo que están haciendo en contra de la Provincia. Están destruyendo toda esa gente. Es fácil de arreglar porque hoy, con la tecnología que hay, tendrían en construcción en seco un puente a un metro y vas avanzando haciendo las bases. Cada vez se empeora más. Imaginate que estamos haciendo 500 kilómetros más por viaje: perjudica a Buenos Aires y Mendoza”, explicó. “Cuando vos cargás combustible estás pagando las calles. Por cada litro que se vende hay un porcentaje que va a un ente que con esa plata va a arreglándolas ¿A dónde va? Si es desviada a otro lado tienen que ser penados”, señaló.

Las intensas precipitaciones y los campos inundados parecen una constante de los últimos meses en Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba. En este caso, manifestó que “con tanta lluvia no sabés dónde meter a los animales” y realizó una comparación con lo que ocurre en Estados Unidos donde las calles internas están asfaltadas y en los costados tienen una zanja de dos metros de profundidad que hacen drenar el agua. Hasta “hay parlantes que pasan música” y mejoran la producción, contó entre risas.

Compartir

Dejar respuesta