De acuerdo a los datos de la Secretaría de Enjuiciamiento de Magistrados de la provincia de Buenos Aires, hay 122 investigaciones en curso contra fiscales y jueces de este distrito: desde 2016 ya fueron separados de su cargo unos treinta funcionarios judiciales por haber incurrido en graves delitos. Acusaciones por haber protegido a narcos, cobros por liberar detenidos o haber integrado bandas delictivas son las acusaciones más comunes.

Según afirmó el secretario permanente del Jurado de Enjuiciamiento bonaerense a La Nación, “las denuncias contra magistrados se han incrementado en el último tiempo”. En concreto, el año pasado comenzaron 51 expedientes nuevos y, en lo que va de 2018, ya se abrieron unas 47 investigaciones. La situación es más que alarmante.

Jorge Castillo, que se encuentra detenido desde junio del año pasado luego de un irregular operativo que se realizó en su vivienda, es uno de los que viene denunciando el accionar judicial con el fiscal Sebastián Scalera al mando. La defensa del empresario ya ha presentado numerosas recusaciones en su contra.

“Yo he denunciado a Scalera en la Procuración… no van a contestar nada y van a apretar a cada uno que quiera ponerse a derecho para decir la verdad. Eso hace la mafia. Ahí tiene la mafia, señora Gobernadora”, disparó.

“Al margen de que me tienen secuestrado a mí y a otra gente sin pruebas, la situación institucional es grave. Un ministro del gobierno no puede ser procurador y no puede abrir juicio de lo que va a hacer”, criticó Castillo sobre Julio Conte Grand.

“¿A dónde esta el radicalismo, la izquierda y el peronismo que no ven nada? A esta mujer (María Eugenia Vidal) le archivan las causas en dos minutos y nadie dice nada. ¿Qué nos está pasando a nosotros que no vemos?. Donde están los diputados, senadores y esos grandes personajes de la Justicia: ¿Tienen miedo?”, se preguntó.

“Cuando se acaba la Justicia, se acaba la democracia y si no hay democracia, vamos a volver a los años setenta. No lo merecemos. Necesitamos estar tranquilos, trabajar. Yo quiero saber dónde esta el poder político de la provincia de Buenos Aires. Somos un país pacífico y nadie quiere violencia. Da bronca”, lamentó.

Compartir

Dejar respuesta