César Albarracín denunció que «en la fiscalía de Scalera se ha presionado a imputados»

130

«Hubo avances muy importantes en la investigación que se está desarrollando en Quilmes respecto a la actuación del fiscal Sebastián Scalera por irregularidades graves que denunció Jorge Castillo. En esa causa se está investigando la manera en la que se ejecutó el allanamiento, que fue una provocación para que suceda una desgracia. Esto se encuentra avanzando a paso firme con medidas que certificaron todo lo que venía diciendo Jorge en referencia a cómo se puso en riesgo su vida y la de su familia en el armado de un show en lugar de una diligencia judicial», explicó el abogado del empresario, César Albarracín, en una entrevista con La Salada TV.

«El mismo funcionario que lo presionaba para participar espuriamente de un negocio que Punta Mogote llevaba adelante con toda la legitimidad, se ejecuta la revancha con la orden de detención (por no lograr poder participar). La investigación de Berazategui permitió situar a Marcelo Roscchetti gestionando con el fiscal la detención y el allanamiento de forma violenta con el Grupo Alcon, que es un grupo de elite con entrenamiento cuasi militar destinado a participar de operaciones de altísimo riesgo», agregó.

«La Policía Federal Argentina hizo una pericia que pone en evidencia que la investigación de Scalera fue direccionada para inculpar a Castillo. Hubo procedimientos que no se hicieron para permitir que cualquier relato que los policías hagan, por directivas del fiscal, sean para perjudicar a Jorge. Hoy esta certificado que el policía mintió y lo hizo públicamente y en la causa penal: habló de cinco o seis disparos y que varios de ellos impactaron en su escudo. Esto era posible en el marco de un encubrimiento sobre la investigación real que debía hacerse», explicó.

 

«El fiscal lo único que hacía era tomar testimonio a los policías y no mostraba el video. Cuando desde Quilmes pidieron que remita el DVR, lo manda a peritar y nos llevamos la sorpresa de que las imágenes habían sido borradas. Todo este armado hoy se está cayendo a pedazos ya que hace 15 días se incorporó un informe de la empresa Prosegur, que proporciona seguridad en la vivienda, que certifica que el DVR funcionaba correctamente», alertó.

«En la pericia, los rastros que no tomó Scalera son los que permiten evidenciar los lugares en donde estaban los efectivos para abrir la puerta. Además, se logró encontrar los dos proyectiles que se dispararon esa noche del 20 de junio y que se corresponden con las dos vainas que habían quedado en la casa. Uno estaba en la puerta y otro en la pared. Hubo un intento de borrar rastros o taparlos para que no se sepa la verdad, además del delito de falso testimonio por parte del policía Gómez», denunció.

«Que a una persona, después de tantos años de democracia, pueda estar sometida a un proceso penal que se funda en prueba falsa y un direccionamiento por parte del Poder Ejecutivo a modo de revancha porque el empresario no quiere acceder a sus pretensiones es tremendo. Hoy se debate el caso de los empresarios presionados y acá tenemos el de Jorge Castillo que no quiso ceder y lo metieron preso en medio de una manipulación en las pruebas», agregó en referencia al caso de Carlos Stornelli y Marcelo D’Alessio.

 

«El único desvelo de Stornelli fue ver de que manera le sacaba la causa a Ramos Padilla. Acá el tema es la competencia, ver cómo ellos pueden mantener el control. A los imputados que meten presos quieren elegirle los defensores y nosotros sabemos que en la fiscalía de Scalera se ha presionado a imputados para que cambien de defensor o estrategia. Son una serie de acciones que responden a la misma lógica», aseguró.

Compartir

Dejar respuesta