César Albarracín, abogado defensor de Jorge Castillo, comentó al aire de Mañanas Recargadas -por AM1300- las irregularidades cometidas por el fiscal federal Sebastián Scalera, quien lleva adelante la investigación de las causas La Salada I y La Salada II. La semana pasada, el letrado Julio de la Rosa denunció al funcionario judicial por “armado de causa”.

“Las irregularidades que ya se constataron en la causa La Salada I, que tiene como imputados a Jorge y Adrián Castillo, son reiteradas y graves. No se trata de una casualidad por el simple error sino una intencionalidad de perjudicar ilegítimamente a los imputados”, sentenció Albarracín.

Entre las anomalías de ambas causas se puede mencionar que la Sala 3 de la Cámara de Apelaciones de Lomas de Zamora demoró más de cinco meses en resolver una apelación que debió dictaminar en cinco días. “En dicha presentación se habían denunciado graves irregularidades y arbitrariedades cometidas por el juez de Garantías, con todos los imputados detenidos provisoriamente en función de una orden judicial que venía seriamente cuestionada”, señaló Albarracín.

“Luego de cinco meses de retraso, la Cámara decide la morigeración o libertad de más de 10 imputados, por lo que queda claro que esas personas estuvieron cinco meses indebidamente detenidos”, agregó.

En ese sentido, el letrado destacó que fue el Tribunal de Casación Penal, a través de una sentencia resolutiva inédita, quien dictaminó que los camaristas habían incurrido en una demora absolutamente injustificada, lo que provocó que comuniquen la situación a la Suprema Corte de Justicia. “Por esto la Cámara terminó resolviendo la situación de los imputados”, explicó el defensor de Castillo.

“Si el fiscal no da las explicaciones pertinentes vamos a continuar con las presentaciones a los distintos organismos administrativos como la Procuración General y si corresponde ante la Secretaría de Enjuiciamiento de la provincia de Buenos Aires”, aseguró César Albarracín, a la vez que cuestionó que ahora el fiscal Scalera elude a la prensa cuando antes “se montó a un show mediático que afectó el debido proceso”.

Otras de las actuaciones irregulares del fiscal Scalera que mencionó el abogado son “la ejecución del allanamiento a Jorge Castillo, que fue una violación de domicilio violenta encabezada por un efectivo policial con gravísimos problemas psicológicos y antecedentes de abuso de armas” y la presión ejercida sobre Adrian Castillo, mientras la causa estaba en trámite y se investigaba a todo el entorno familiar, “para que involucre, aporte información o de datos sobre Jorge Castillo para así poder imputarlo”.

“Tenemos actualmente dos planteos en curso sobre las actuaciones de los funcionarios judiciales y estamos esperando que el Tribunal de Casación Penal los aborde y pueda encarrilar la situación procesal”, indicó César Albarracín al aire de AM1300. “Todas estas violaciones sistemáticas de plazo están acreditadas y reconocidas por los órganos judiciales intervinientes y nosotros entendemos que tienen que tener consecuencias tanto para el proceso como para el fiscal y juez de Garantías. Es pasible de sanciones, actuaciones administrativas y hasta penales”, concluyó.

Compartir

Dejar respuesta