‘El Distinto’ César Cuenca habló con La Sal del Boxeo, por AM 1300 Radio La Salada, para contar todo sobre su presente. El fanático de San Lorenzo continúa con las complicaciones en su relación con la Federación Argentina de Boxeo, donde tiene que pagar “todo”, específicamente para entrenarse, a pesar de haber llevado la bandera argentina a lo más alto como campeón del mundo.

Cuenca recordó su paso por Kazan, Rusia, donde tuvo la primera defensa de su título: “Cuando fuimos ahí el traductor nos decía que iba a ser sede de algún partido del Mundial, fui con mi señora. Los rusos son muy cerrados, muy fríos, nada que ver a cuando fuimos a Inglaterra o China, que les hablabas y se preocupaban por hacerse entender”, reseñó.

Dado que cuando retiró su licencia se encontró con la “sorpresa” de un papel que lo intimaba a pagar un par de cuotas atrasadas de la FAB, el púgil de 37 años continúa su entrenamiento en Santos Lugares. Más allá de que su esposa, según contó, le pidió que se retire “como mucho” en un año, Cuenca reconoció que “no está preparado” para decir adiós al ring.

Por otro lado, César informó que el 8 de julio, en San Miguel hará una cena solidaria, con grandes invitados y amigos del deporte de los puños, para colaborar con los chicos más necesitados de cara al Día del Niño. Cabe recordar la campaña que encaró en febrero pasado para llevar donaciones a Chaco y otras provincias del norte argentino que sufrieron inundaciones en el verano.

Compartir

Dejar respuesta