El último viernes, Jorge Sampaoli, el entrenador de la Selección Argentina, recibió en su oficina a Franco Armani, el arquero de River. Tras la reunión, pareció abrirse una luz de esperanza para todos aquéllos que ven en el guardameta Millonario un ‘1’ que otorgue seguridad al arco argentino de cara al Mundial de Rusia 2018.

Es el momento en que hay que sentarse con el líder de los ‘amigos’ y negociar qué condiciones hay que tener que forme parte del plantel“, analizó el periodista Ernesto Cherquis Bialo en diálogo con Pasión de Multitudes y en relación a la posible reticencia de los ‘históricos’, encabezados por Lionel Messi, por integrarlo en reemplazo de otro arquero con mayor antigüedad en la Albiceleste. Para ello, explicó Cherquis, “hay dos factores a considerar para llevar, condiciones y momento. Cuando se te presenta un caso así, no tenés que tener dudas. Ahora saldría bien lo de Armani, tenerlo en el plantel“, sentenció.

El ex vocero de la Asociación del Fútbol Argentino, que definió a la situación mucho más difícil que la de Ubaldo Fillol en el Mundial de 1978, fue tajante con el papel del entrenador: “Sampaoli tiene más dudas que Natacha Jaitt. La única influencia que tiene es la de traer algunos jugadores a la Selección Argentina“, lanzó.

Fillol fue el mejor de ese mundial, y al bajarse Gatti había pocas alternativas de esa categoría. La negativa fue tratada con humildad por César Menotti, con presteza por parte de la dirigencia de la AFA; con mucho clamor por parte de la prensa. Era un caso que afectaba a un evento particular que era el Mundial ’78“, recordó.

El técnico (por el ex DT de Chile), que es dubitativo, dicotómico y transita por enormes nubes de dudas, debe tener un gran problema porque hay que ejercer la decisión personal del líder. Menotti decidió bajarse de un caballo y un pedestal para decir ‘lo mejor para la Selección es que juegue Fillol‘”, comentó.

En cuanto a la urgencia por citar a Armani, Cherquis resaltó que “al lograr el éxito que logró en Colombia y haber cumplido 7 años de residencia está en condiciones de nacionalización automática, por lo cual dado el momento que vive podría darse el caso eventual de que sea persuadido para jugar para un adversario seguro por lo menos en Eliminatorias y Copas América; y después perdemos un partido porque Armani se ataja todo y hay que matar a tiros a estos muchachos. Grondona hubiera inventado un partido amistoso un domingo a las 5 de la madrugada en una cancha innominada de Soldati o el Bajo Flores, pero hubiera firmado una planilla con lo cual si después el técnico lo quiere llevar, es una cuestión que decidirá él“, explicó.

Respecto a los habituales citados para la Selección, detalló: “Romero es un referente, es el amigo de todos, tiene banca de todos, se forman grupos familiares, eso se hace indisoluble. Además, desde lo objetivo cada vez que jugó no podemos decir que por él se perdió un solo punto. Guzmán, el segundo, es un jugador extraordinario que todavía no tuvo su prueba de fuego, pero que los muchachos admiran intelectualmente porque tiene más libros leídos y es un muchacho con algunas convicciones fuertes que sedujeron al grupo. El tercero es Caballero, que no podemos matarlo después de los 5 goles de España. Después Marchesín, en la chance contra Nigeria no tuvo suerte“.

Cabe recordar que Sampaoli hizo debutar a Leandro Armani, el hermano de Franco en Aprendices Casildenses, uno de los clubes que hay en el pueblo santafesino del que ambos son oriundos. Ahora, ¿llevará al otro Armani nada menos que a la máxima cita futbolera?

Compartir

Dejar respuesta