El Sindicato de Empleados de Comercio (SEC) acordó con las empresas del sector activar la cláusula gatillo fijada en el último convenio paritario para “establecer ajustes incrementales” según el nivel de inflación. De esta forma, 1.2 millones de trabajadores mercantiles percibirán un aumento del 6% a pagarse en 3 cuotas consecutivas de 2% en enero, febrero y marzo de 2018. Con este porcentaje extra, el sector alcanzó una paritaria del 26 por ciento entre abril de 2017 y marzo de 2018 y logró superar a la inflación anual, que se estima cerrará en 24%.

“La suba total da 26% es remunerativo y se aplica sobre los básicos de convenio, que se renegociarán en abril en la nueva paritaria”, confirmó a El Cronista el secretario general del sindicato, Armando Cavalieri. El nuevo piso salarial para los mercantiles será de $20.050.

De todas formas, las cámaras empresarias anunciaron que aún resta firmar el convenio y que debe ser puesto a consideración y aprobado por las respectivas comisiones directivas. Esto podría ocurrir la próxima semana.

Comercio se convirtió en el primero que activa el pago de la cláusula gatillo: el gremio bancario, UPCN y UOCRA son los otros que están negociando para ganarle a la inflación de 2017.

Compartir

Dejar respuesta