El paro sorpresivo de Aerolíneas Argentinas y Austral realizado la mañana de este jueves por los gremios aeronavegantes puso en relieve una situación que podría terminar con la privatización de la empresa que hasta ahora está en manos del Estado Nacional. “No es Justo que el 95% de las personas que no usan aviones tengan que pagar para que Aerolíneas funcione”, fue la frase de Mauricio Macri que desató todo tipo de teorías.

“Aerolíneas Argentinas, producto de la devaluación, del aumento del precio del petróleo, ha aumentado nuevamente su necesidad de financiamiento; desde que se estatizó, los argentinos tenemos que poner plata todos los meses para que funcione”, afirmó el presidente luego de inaugurar un hotel en la localidad de Pilar.

En la misma línea, dijo que “la mayoría de las lineas aéreas que funcionan en el mundo no requieren que los ciudadanos de esos país pongan plata todos los meses”. A lo largo de la campaña electoral que lo llevó a la presidencia y en sus primeros meses de mandato ha tenido que aclarar varias veces que “no iba” a privatizar la empresa, pero al parecer las condiciones cambiaron y el futuro podría ser otro.

Compartir

Dejar respuesta