La flotación libre del dólar duró muy poco ya que el Banco Central de la República Argentina (BCRA) tuvo que salir a intervenir en el mercado para que la moneda no se dispare nuevamente. Mientras falta una semana para que el directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI) apruebe el acuerdo, la cotización bajó sensiblemente y, según un promedio general, se lo consigue a 26,30 pesos para la venta.

La acción del BCRA causó que el nivel de reservas sea el más bajo de los últimos seis meses, aunque el efecto que las distintas intrusiones que se retomaron desde el lunes causan en la divisa son escasos: la baja de hoy fue de sólo ocho centavos en comparación con el cierre de ayer. En el mercado mayorista, el valor es de 25,54 pesos.

Las intenciones de ponerle un freno a la escalada empezaron el lunes cuando el Central vendió 695 millones de dólares haciendo disminuir a 49.000 millones de dólares las reservas. Lo cierto es que en lo que va del año el peso se depreció un 38 por ciento y, si se toman en cuenta los últimos doce meses, el salto cambiario asciende al 63 por ciento.

Compartir

Dejar respuesta