Un joven mató a su madre a balazos, tras mantener una discusión por motivos aún no esclarecidos, en un trágico episodio registrado en el interior de una vivienda de la localidad platense de Ringuelet. Tras atacar a tiros a la mujer, de 52 años, el asesino escapó, pero pudo ser detenido durante un procedimiento policial, a partir de los datos aportados por otra hija de la víctima.

El matricidio se concretó este martes, antes del mediodía, en una casa de las calles 115 y 515, del barrio Nuevo de Ringuelet, cuando Sergio Cañete (21) mantuvo un fuerte entredicho con su mamá, identificada como Graciela Cardoso, hasta que los insultos y recriminaciones mutuas, se pasó al fatal desenlace.

En esas circunstancias, el hijo sacó un arma de fuego y ejecutó dos disparos que impactaron en el cuerpo de la mujer, quien cayó desvanecida, producto de las heridas de gravedad que sufrió. De inmediato, el homicida salió corriendo de la vivienda y escapó con rumbo desconocido, mientras su hermana al escuchar los estruendos salió de su habitación y encontró a su madre tirada en el piso, casi agonizando.

Con la ayuda de otros familiares y vecinos, Cardoso fue trasladada de urgencia en un auto particular al hospital San Roque de Gonnet, donde fue asistida por los médicos de guardia, pero su estado era crítico y a los pocos minutos, se produjo su fallecimiento.

En forma simultánea, personal de la comisaría 6ª de La Plata desplegó un amplio operativo para dar con Cañete, al que localizaron, con la colaboración de efectivos de la DDI y el Comando de Patrullas, cuando deambulaba en cercanías de la autopista Buenos Aires-La Plata. No obstante, al acusado no se le halló el arma con el que cometió el crimen de su madre.

Los investigadores del caso consideran que el testimonio de la otra hija de la mujer, quien estaba en la casa y dijo no haber presenciado el asesinato, puede resultar clave, a los efectos de determinar que sucedió en los momentos previos, al margen de la principal hipótesis sobre que el crimen se suscitó en el contexto de una violenta discusión.

Fuente: Diario Popular

Compartir

Dejar respuesta