Por la caída de la obra pública y el escaso nivel de movimiento debido a la incertidumbre que genera la crisis económica junto con los movimientos cambiarios, la construcción se contrajo un 4,2 por ciento en septiembre de acuerdo a lo que informó el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) en base al Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE).

Se trata del número negativo más alto de este año y el peor desde febrero del año pasado cuando el retroceso total fue del 5.6 por ciento. Las cifras difundidas por el organismo estatal destacan que la venta de insumos para esta rama de la actividad cayó un 14 por ciento y que en ese período se perdieron 13 mil puestos de trabajo en comparación a agosto.

Lo cierto es que la construcción es área muy cíclica si se tiene en cuenta que a principios de este año la actividad registró un crecimiento de casi el 20 por ciento. Por lo general, si la economía crece, acompaña por encima de esos valores; pero si cae, el número negativo es aún peor.

Compartir

Dejar respuesta