Incrementos en las tarifas, los alquileres, mayores costos para reponer mercadería y una preocupante caída de las ventas provocaron que durante enero cierren 2.536 locales en el ámbito de la Capital Federal, el gran Buenos Aires y La Plata. «Fue un enero negro que nos dio un promedio de 82 cierres de locales por día», comunicó Javier Miglino, titular de Defendamos Buenos Aires, la ONG que difundió estas cifras.

«En promedio cada local tiene un dueño y tres empleados, lo que significa que se perdieron más de diez mil puestos de trabajo. Es el peor número desde que comenzamos a hacer este relevamiento, hace cinco años», remarcó en declaraciones a Infobae. Del total, 745 corresponden al territorio porteño.

De esa cifra, los barrios que presentaron una situación más complicada fueron los de Las Cañitas, con 38 locales que bajaron sus persianas; Puerto Madero (36), el centro porteño (35) y Belgrano (18). En el territorio bonaerense, la mayor cantidad de bajas estuvo en La Plata con un total de 77 locales.

Los otros centros comerciales del conurbano afectados fueron: Lomas de Zamora y Banfield (68 locales), Florencio Varela (58), San Isidro (39), González Catán (39), Olivos (35) y Vicente López (29). «Se incluyen locales de todos los rubros, desde construcción, venta de cubiertas, accesorios y repuestos para motos y autos, hasta electrodomésticos y textiles», agregó el abogado.

Compartir

Dejar respuesta