Desde el informe publicado por el The New York Times que revelaba la cantidad de cuentas con seguidores falsos y una página que los comercializaba por pocos dólares, son muchos los perfiles que quedaron en el ojo de la tormenta. Uno de ellos es el de Cristina Fernández que, según un análisis realizado por la consultora Solo Comunicación, lidera el ranking de políticos argentinos con mayor cantidad de cuentas fakes entre sus adeptos de Twitter.

La ex presidenta de la Nación tiene 2,8 millones de perfiles falsos, algo que representa el 53 por ciento del total de su cuenta. En el segundo puesto está el actual mandatario, Mauricio Macri, que tiene 2 millones de usuarios de mentira que lo siguen: este número totaliza el 41 por ciento del total. El tercer puesto también es de Cambiemos y viene de la mano de Horacio Rodríguez Larreta cuyo perfil tiene un 63 por ciento de truchos.

Luego aparece Sergio Massa, referente del 1País (61%); Gabriela Michetti, vicepresidenta de la Nación, (60%); Guillermo Dietrich, ministro de Transporte, (60%); Patricia Bullrich, ministra de Seguridad, (58%); Marcos Peña, Jefe de Gabinete, (53%), Elisa Carrió, diputada por Cambiemos, (53%) y María Eugenia Vidal, gobernadora de Buenos Aires, (40%).

“La aplicación evalúa las distintas cuentas que siguen a otra cuenta en función de los tuits que escriben, la frecuencia con que lo hacen, la fecha del último posteo y la proporción que existe entre el número de seguidores y las cuentas a las que siguen. Una cuenta que siga a 10 mil cuentas y a la vez no tenga ningún seguidor será calificada como falsa”, ejemplificaron a Clarín desde la consultora.

“Twitter es una de las plataformas de comunicación más utilizadas por los políticos para instalar temas de agenda en los medios y en la opinión pública, para insertarse en el debate público, para generar controversias y hasta para hacer anuncios oficiales. La cantidad de seguidores de sus cuentas se convierte en un ‘arma’ por su capacidad de influencia”, consideraron.

Compartir

Dejar respuesta