Criticas al nombramiento de Gladys González en ACUMAR

3431

El Estado Nacional oficializó ayer designación de la ex diputada Gladys González como la flamante titular de la Autoridad de Cuenca Matanza-Riachuelo (ACUMAR), otorgándole un rango de Secretaria de Estado. “No tiene ningún antecedente en materia ambiental y no es miembro de la Comisión de Ambiente de la Cámara de Diputados. Es una cosa sorprendente”, opinó en AM 1300 Raúl Estrada, miembro honorario de la Asociación de Vecinos de La Boca.

“Con el saneamiento del Riachuelo no está pasando nada porque hay una decisión política de no avanzar. La designación que se acaba de hacer es bastante sorprendente porque se trata de una señora que es diputada Nacional y el Ejecutivo no puede hacerlo. Hace falta que tenga autorización de la Cámara, algo que no se ha producido, y se habla de su renuncia”, informó en Mañanas Recargadas.

“Para sanear, lo primero que hay que hacer es definir qué clase de río se quiere y analizar la capacidad de procesar que tiene para ver las descargas posible. Se tienen que cambiar son las reglas de juego”, especificó. “Esto no es de un día para otro, pero no es aceptable que no se tomen ya las medidas para empezar de una vez”, agregó.

“Cuando se creo ACUMAR en 2006 un año después aprobó una resolución que aceptó descargas y no puso un límite sobre la masa total que se descarga, excluyendo las de Aysa con materia fecal. Hacer las cosas bien tiene un costo”, completó.

 

Compartir

2 Comentarios

  1. No me queda claro como esta señora todavía no está al menos procesada, se ha caracterizado por hacer caja en todos los lugares donde estuvo, pide coima como si fuera pan y además destroza todo lo que encuentra a su paso, su vida privada con algún alto dirigente nacional de PEN es un tema de ella, pero no por eso tenemos que soportarla todos

  2. Quiero creer que si la nombraron es porque tiene condiciones. Que Dios guie sus pasos e ilumine su actuación, para terminar con tantos privilegios e ineficiencia. Que las circunstancias faciliten devolver a la cuenca M-R su dignidad, salud, calidad de vida a 6.000.000 de personas. Que desde adentro y fuera del gobierno permitan cumplir las leyes ambientales, el fallo de la CSJN en tiempo y forma. Que los objetivos, los plazos se cumplan. Que su gestión desborde eficiencia, y contra reste tanto desatino. Que ACUMAR logre emitir nuevas resoluciones más exigentes, progresivas que regulen los volcados industriales. Que los controles, las inspecciones sean una realidad. Terminar con los relatos. Que el espacio público en la cuenca M-R sea respetado impidiendo abusos como el público y notorio tan denunciado como evidente e impune en el barrio La Boca del Riachuelo. ÉXITOS… !!

Dejar respuesta