Mientras Dalma Maradona se encuentra ultimando los preparativos para su casamiento con el rugbier Andrés Caldarelli para abril, las internas familiares parecen no dar descanso ni en este emblemático momento. La hija de Diego Maradona contó esta semana que Rocío Oliva, la novia del deportista, no estaría invitada a la fiesta y estalló el escándalo. Otro de los que no será de la partida es Matías Morla, el abogado que llevó adelante las causas contra Claudia Villafañe; ni Diego Junior, Diego Fernando y Jana, sus medios hermanos.

Al respecto, Dady Brieva, apoyó en La Tapa a su amigo y manager Jorge Taiana, que se encuentra en una relación con la madre de Dalma y Gianinna: al respecto, especuló que la novia podría entrar del brazo de ese nuevo integrante de la familia a la iglesia para ese día tan especial. ¿Venganza contra Diego? Es que ‘El Diez’ puso como exigencia para asistir a esa ceremonia que su círculo íntimo esté presente.

“Yo siempre jodo a punto de faltarle el respeto a Claudia y a él. Yo sueño con que esta pareja se dé porque desde hace tiempo vengo siendo testigo, pero vaya a saber por qué rara cosa no despuntan. La verdad que nunca Jorge ha sacado partido de esto. Algún día se dará la posibilidad de que anden bien sin tener que estar escondiendo. Él jamás sería una traba para las chicas”, explicó por AM 1300.

Con un gran 2017 sobre las tablas y una excelente temporada de verano, Dady Brieva disfruta de la cantidad de espectadores que día a día suman a Midachi Kindon que se presenta en el Teatro Radio City de Mar del Plata. “Por suerte la gente empezó a caer, va al teatro y hoy en un día ideal para hacerlo así que esperamos mucha gente más”, dijo en La Tapa, por AM 1300, sobre el show que está segundo en las mediciones de la Asociación Argentina De Empresarios Teatrales (AADET).

“La temporada siempre está, son como los heladeros, venden mas o menos pero el helado se vende. Con esto pasa lo mismo, Lo que si, siempre hay que estar alerta porque el negocio va cambiando y uno tiene que saber optimizar. Ahora empieza el 10 de enero a llegar la gente y el 22 de febrero empiezan las clases, después ya terminan las cosas. Yo veo que los turistas vienen, toman sol, comen, chupan… no se con qué porcentajes de ganancias trabajan, pero se amoldarán a lo que son los tiempos”, definió. “Nosotros tenemos la entrada más barata en Mar del Plata que en Buenos Aires. En promedio en sala en el Opera era $650 y ahora es de $580”, celebró.

Compartir

Dejar respuesta