El Concejo Deliberante de Ensenada aprobó la Emergencia Alimentaria que había sido pedida por el intendente Mario Secco debido a la situación social que atraviesa ese distrito producto de la crisis económica que golpea a todo el país. De esta manera, el Poder Ejecutivo tiene la potestad de adquirir bienes, insumos y demás elementos para atender la demanda utilizando partidas de distintas áreas.

“La medida apunta a que no falte un plato de comida en ninguna mesa: desde el año 2016, la comuna aumentó la entrega de bolsas con alimentos en un 3.000 por ciento; sin embargo, cada día son más las familias y vecinos que se acercan a solicitar ayuda”, afirmó el presidente del Concejo Deliberante, Luis Blasetti.

En la misma línea, la concejal Silvia Nardini, manifestó que “el rumbo adoptado por Cambiemos castiga duramente a los sectores más desprotegidos de la sociedad, situación que obligó a la Municipalidad a extender la ayuda alimentaria a 6.500 familias ensenadenses, récord histórico para la ciudad”.

Compartir

Dejar respuesta