Delfina Pignatiello ganó la medalla de plata en los 800 metros libres de natación,en los Juegos Olímpicos de la Juventud. Cuando se subió al podio y mostró la palma de su mano, se quebró.Le dedicaba el triunfo a su abuela.

La nadadora de 18 años aclaró:”la verdad fue un año muy duro. Me entrené muchísimo para esto. Y lo tengo que decir: falleció mi abuela la semana pasada, antes de comenzar los Juegos, así que esta carrera es totalmente para ella. Sé que estuvo conmigo e hizo que avanzara“.

Delfina agregó:”no esperaba que viniera tanta gente. Se sintió mucho el apoyo y voy a aceptar que hubo mucha presión, pero traté de disfrutarlo y voy a seguir disfrutando porque en la Villa Olímpica es todo tremendo y se sienten un montón de cosas súper lindas. Fue todo mucho mejor de lo que esperaba“.

 

 

 

Compartir

Dejar respuesta