Un grupo de padres de un jardín de infantes denunció que una docente amordazaba y les ataba las manos a sus alumnos de 4 años. La demanda apunta a una maestra que lleva trabajando más de 18 años en la institución, y que ya fue apartada del cargo hasta que avance la denuncia penal.

El principal disparador de la investigación fue una nena de 4 años quien, jugando a “la casita” con las muñecas, retaba a su muñeca advirtiéndole: “Portate bien porque sino te voy a poner una cinta en la boca”. Su madre, al oírla, le preguntó por qué decía eso, a lo que la niña respondió “la seño Vero”.

La señalada es la maestra de la salita de 4 años del jardín de infantes “Nuestra Señora de Fátima”, que funciona en 75 entre 22 y 23, quien ayer fue apartada del cargo y notificada judicialmente de los cargos en su contra. Los chicos que habrían sido atados y amordazados con cinta de embalar, según ellos mismos contaron, serían 8, aunque varios más confirman el relato, aclarando que a ellos no les pasó.

“Solamente 5 dicen que no vieron nada”, contó Carolina, mamá de uno de los chicos que habrían sido “castigados por jugar cuando no debían”. Además, en la denuncia consta que la menor nombra a otras adultas que les sacaban las cintas de la boca por lo que los padres sospechan que dentro de la institución sabían lo que estaba pasando.

Compartir

Dejar respuesta