En el marco del operativo “Rejas Blancas”, agentes de la Policía Federal Delegación San Juan desarticularon una organización criminal narco dedicada al acopio, distribución y comercialización de estupefacientes, y cuyo líder operaba desde la cárcel de la misma provincia.

Según fuentes de la investigación, dicha banda se formó como una ramificación de la organización desbaratada en 2017 durante la “Operación V.I.P”, donde se secuestraron 100 kilos de marihuana y se detuvieron a 35 personas.

El modus operandi de la misma consistía en que el líder y otros presos del mismo pabellón realizaban los arreglos para contratar a una persona de confianza que hacía de mula y retiraba los estupefacientes en la provincia de Mendoza para luego regresar a San Juan. Una vez allí, la droga era entregada al encargado de su fraccionamiento, distribución entre los distintos dealers, como así también de la recaudación del dinero y su administración.

El Juzgado Federal N° 2 de San Juan, a cargo del Dr. Rago Gallo, Secretaría N°4 de la Dra. María Laura Farina, ordenó el allanamiento de 9 domicilios, entre los que se encontraban búnkers y quioscos destinados a la venta de droga, y donde se secuestraron más de 2 kilos de cocaína, 17 semillas de cannabis sativa, 1 pistola calibre 22mm., 2 vehículos, 17 celulares, 4 balanzas digitales, 1 tubo para fraccionar cocaína, 60.000 pesos en efectivo producto de la venta de los estupefacientes y demás elementos para la causa. Los 5 detenidos, todos argentinos de 22, 25, 28, 44 y 50 años de edad, quedaron a disposición del juzgado interventor.

Compartir

Dejar respuesta