El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) reveló que en el primer timestre de este año la desocupación creció casi un 2%. Se disparó del 7.2% al 9.1% en solo 3 meses. La subocupación se ubicó en 9,8% en el mismo período y bajó levemente respecto del 9,2% de un año atrás. Pero creció 0,4% respecto del cuarto trimestre, cuando registró un 10,2%.

El INDEC consideró que los resultados “representan un aumento significativo en la tasa de desocupación con relación al trimestre anterior, mientras las tasas de actividad y empleo no presentan diferencias estadísticamente significativas”.

Según las cifras oficiales, la población desocupada alcanza a 1.183.000 personas sin trabajo, mientras la subocupación afecta a 1.977.000 habitantes, sobre una población económicamente activa de 27,7 millones de personas que habitan los 31 aglomerados relevados por el INDEC.

La Uocra advierte que podrían perderse 40 mil puestos de trabajo

Luego de que se diera a conocer que el 24 por ciento de las empresas del área de la construcción planea reducir su plantel, el secretario general de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra), Gerardo Martínez, afirmó que si el Gobierno no toma “medidas anticíclicas a las medidas de ajuste” podrían perderse “40.000 puestos de trabajo” en el sector.

“Ante la demora en los pagos de los certificados de obras, las empresas empiezan a suspender. Si no hay una reacción de medidas anticíclicas a las medidas de ajuste, podemos tener en los próximos días una caída de alrededor de 40.000 puestos de trabajo en todo el país”, indicó el líder del gremio de los albañiles en diálogo con FM Milenium.

Además, criticó el rumbo económico del Gobierno: “Vemos un equipo de gobierno dedicado a tratar de traducir cosas que sabemos que no son buenas, como arreglar con el Fondo Monetario Internacional (FMI), corridas, devaluación, inflación. No vemos una respuesta contundente para darnos garantías a los trabajadores de que no se van a parar los puestos de trabajo, de que por lo menos la industria de la construcción, que es madre de industrias, va a estar garantizada”.

“No queremos que esto termine mal y tampoco queremos el caos social. Necesitamos que un sector del Gobierno mire hacia adentro y se dedique a entender la necesidad que viven nuestros trabajadores, porque realmente reina la incertidumbre”, concluyó.

Compartir

Dejar respuesta