A casi tres semanas del brutal incendio en una fábrica de químicos de la localidad bonaerense de San Justo, las consecuencias aún se sienten en el barrio. El Centro de Discapacitados de La Matanza (CEDIMA), situado en Arieta 3950, sufrió grandes destrozos, como el derrumbe de un salón, la cancha de básquet y un micro que usaban para trasladarse a torneos y demás eventos. Sin embargo, no pueden refaccionar el lugar hasta que la justicia lo disponga.

El móvil de AM1300 Radio La Salada estuvo presente en CEDIMA donde Gladys, colaboradora del club, relató el drama que viven desde el incendio de la fábrica Belcar: “Es muy triste ver al club así. Estamos a la espera de que las autoridades nos puedan ayudar, que este trámite no quede trabado. Nos dicen que nos quedemos tranquilos, que todo está marchando, pero pasan los días y nada”.

Gladys explicó que el apoyo recibido de los socios y vecinos es fundamental, y adelantó que, cuando puedan comenzar a refaccionar el lugar, van a necesitar todo tipo de material de construcción.

Datos de la cuenta bancaria de Cedima para quienes quieran colaborar
Compartir

Dejar respuesta