Enzo Sabate es de Gregorio de Laferrere, nació con síndrome de down y debe estar conectado a un respirador para vivir y atraviesa momentos dramáticos ante la posibilidad de que le corten el suministro por falta de pago. Es que por el alto consumo, la empresa Edenor decidió quitarle a la familia el beneficio de la tarifa social y por eso ahora están en vilo a la espera de una resolución.

“En julio fui a hacer la reincorporación anual de electodependencia y me encuentro con que tenía una factura a abonar. Llegamos a la conclusión de que nos quitaron la tarifa social que me habían otorgado en febrero. Todavía estoy a la espera de ver si me van a incorporar o voy a tener que pagar la boleta de $2.400”, manifestó Perla, madre del chico, en diálogo con el móvil de AM 1300.

185a837a-3c69-4547-a12e-990c5342eeaa

Según explicó, ellos tuvieron el beneficio durante todo el año pasado y, como la justicia determinó dar marcha atrás con el tarifazo, tenía un salgo que la cubrió de abonar la luz hasta junio. “Lo que sucedió es que nosotros compramos un caloventor este invierno y el consumo que tienen estos aparatos es muy grande. Para entrar a la tarifa social tenés que consumir del 10 al 20 por ciento menos a lo que consumiste en 2015”, dijo.

“En el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) me dijeron que si tengo el certificado de discapacidad no tendría que tener este ítem del consumo. Estaría exenta a lo que ellos establecen como base”, sostuvo en ‘Algo Para Contar’. El domicilio de Enzo está registrado en un listado de electrodependientes que tiene la empresa, pero aún no se termina de aplicar la Ley que tendría que darle un marco de resguardo a estas familias.

Compartir

Dejar respuesta