El periodista argentino dedicado a la Investigación Histórica y al Revisionismo del Legado Hispánico en América, Patricio Lons, habló en AM 1300 Radio La Salada con motivo de los homenajes a Martín Miguel de Güemes en el día de la conmemoración de la muerte del caudillo criollo.

Martín Miguel Juan de la Mata de Güemes Montero Goyechea y la Corte, tal su nombre completo, «era abnegado, respetuoso del derrotado, un hombre honorable. Fue español hasta los 31 y después vivió 6 años como habitante de las Provincias Unidas del Río de La Plata». ¿Qué significa esto? Básicamente, que «para nosotros la independencia significó que nuestro país llegaba hasta California hasta entonces, ese país enorme tenía la economía integrada, el problema geopolítico que vino después no lo vieron San Martín, Belgrano o Güemes».

«Si te declarás independiente, el problema es si eras un Estado previo. Nos hizo perder la unidad continental, la protección militar de España y nos sometió financieramente a Londres», explicó. «Hemos perdido una unidad continental que ha sido caótico para nosotros. En 1833 los ingleses no hubieran tomado las Malvinas, y de haberlo hecho hubieran sido repelidos», detalló Lons.

«Todos los hombres fueron importantes para la Historia argentina, el tema es el resultado de esa independencia. El grueso del ejército realista, por ejemplo el Ejército real del Perú, eran indios, negros esclavizados o criollos que se presentaban voluntariamente, no venían hombres de la península», explicó.

En ese momento de la historia, «se jugaba la contienda entre dos visiones del mundo, así como ahora se disputa entre China y Estados Unidos. En el siglo XIX había dos formas de ver el mundo, el protestante y por el otro el católico, español e italiano, dos modelos en pugna; por supuesto no todo era perfecto o prolijo, ganó el modelo inglés y con él la independencia americana».

«Se beneficia Inglaterra que se queda con el mercado asiático y americano y también España. Pero lo que menos nos beneficiamos somos nosotros. En estos dos siglos fuimos Estados irrelevantes en el mercado mundial. Hispanoamérica ha sido irrelevante. Antes de la Independencia nuestra economía estaba integrada con el Paraguay, el Alto Perú, el Norte, y en la actual Bolivia se acuñaba la moneda en la seca de Potosí, allí se acuñaba el Real de a 8 (una moneda española-americana) que era la moneda imperante en el mundo. Hasta 1810/20, al punto que los ingleses cuando tenían que negociar con el imperio otomano o chino debían utilizarla», reflejó.

«Perón, Rosas, muchos de nuestros dirigentes lo vieron con claridad. En la presidencia de Hipólito Yrigoyen se dispuso que la fecha que nos hacía común y a partir de su iniciativa se empezó a celebrar el Día de la Raza en toda Hispanoamérica», contó.

Compartir

1 Comentario

Dejar respuesta