El Banco Central de la República Argentina (BCRA) pronóstica, de acuerdo al Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), que la inflación de todo 2018 será del 27,15 por ciento y que el dólar 27,40 pesos. La expectativa del Índice de Precios al Consumidor duplica a la meta inicial del 15 por ciento que se propuso el Gobierno antes del inicio del año.

En concreto, el alza es un 5,1 por ciento más alto que lo que se esperaba el mes pasado debido a que el clima es “más adverso tras una depreciación significativa del peso”. Lo mismo ocurrió con la moneda estadounidense, cuya última proyección era de 22,60 pesos para diciembre. Este número ya fue superado en la última escalada que se produjo durante mayo.

Esta combinación de factores adversos tiene como único camino la desaceleración del crecimiento, produciendo el golpe más duro a las expectativas del oficialismo. El Producto Bruto Interno (PBI) tendría una expansión anual del 1,3 por ciento, una rebaja considerable si se tiene en cuenta el 2,5 por ciento del Relevamiento anterior. El crecimiento para 2019 también fue reducido.

Compartir

Dejar respuesta