En su informe semestral, el Banco Mundial (BM) pronosticó que la econopmía va a caer un 1,7 por ciento este año y anunció que el crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) global va a crecer. El panorama negro para la Argentina tiene razón en la alta inflación que se viene registrado desde mitad del año pasado y crisis cambiaria.

En lo que respecta a nivel latinoamericano, consideraron que el 2018 fue un año «decepcionantemente débil» y que «se espera que el crecimiento comience a repuntar a 1,7 por ciento en 2019, a medida que la expansión se acelere en Brasil y la recesión en Argentina comience a ceder».

«El crecimiento en América Latina y en el Caribe fue decepcionantemente débil en 2018, con una estimación de 0,6%, y notablemente menor a lo esperado. Esto reflejó el impacto de la reciente crisis de la moneda en Argentina, la huelga de camioneros en Brasil y el empeoramiento de las condiciones en Venezuela», explicaron.

Compartir

Dejar respuesta